El Ministerio de Educación se convirtió en la primera Institución en sumar su apoyo al "Año por la inclusión de niños, niñas y adolescentes en los medios audiovisuales", declarado por la Defensoría.

La Defensoría del Público firmó una carta de intención con el Ministerio Educación de la Nación en el marco de la declaración del 2015 “Año por la inclusión de niños, niñas y adolescentes en los medios audiovisuales”.

Luego de convocar en 2014 a jóvenes de todo el país a compartir sus opiniones, propuestas y experiencias sobre la radio y la televisión en ocho Audiencias Públicas en todo el país, la Defensoría del Público declaró el 2015 “Año por la inclusión de niñas, niños y adolescentes en medios audiovisuales”.

En este marco, la Defensora del Público, Lic. Cynthia Ottaviano y el Ministro de Educación, Prof. Alberto Sileoni, se comprometieron a establecer líneas de trabajo conjuntas para promover y garantizar los derechos comunicacionales de niñas, niños y adolescentes.

Ottaviano se refirió a la importancia de promover en forma conjunta los derechos comunicacionales de los jóvenes. “Son los niños, niñas y adolescentes los que reclaman no sólo poder decir y opinar sin restricciones temáticas, sino también poder producir y ese es el gran cambio que tenemos que incorporar, la Defensoría busca profundizar las políticas públicas que el Ministerio de Educación con el liderazgo de Sileoni viene desarrollando”, sostuvo.

“Tomando mucho de lo que ha trabajado la Defensoría del Público, nos potenciamos como organismos del Estado”, aseguró Sileoni y agregó: “Aprendemos mucho de lo que hace la Defensoría en lo que tiene que ver con los niños y los jóvenes como sujetos de derecho”.

Este acuerdo entre el organismo y el ministerio tiene como objetivo generar propuestas en torno a los puntos señalados en la “Declaración sobre la juventud y los medios audiovisuales”, donde la Defensoría ha sistematizado los aportes expuestos en las Audiencias Públicas llevadas a cabo el año pasado, donde participaron 1750 chicas y chicos de todas las regiones del país.

Los chicos y chicas reclamaron: difundir el derecho humano a la comunicación; visibilizar juventudes con mirada y voz propia; multiplicar los nuevos medios; proteger sin excluir; evitar estereotipos negativos, complejizar las representaciones; respetar la propia imagen; promover programaciones para audiencias con derechos; garantizar la perspectiva federal y la producción local; promover la inclusión y la accesibilidad; y generar espacios de ciudadanía.

Además, la Defensoría y el Ministerio de Educación se comprometieron a participar de manera conjunta en actividades de capacitación, investigación y promoción de los derechos de la niñez y la juventud que se realizarán en las distintas provincias del país, convocando a diversos sectores sociales.

Con este compromiso los organismos procuran contribuir a ampliar el ejercicio efectivo del derecho a la comunicación por parte de niñas, niños y adolescentes, que son uno de los principales destinatarios de la radio y televisión y, en muchos casos, quienes más sufren vulneraciones en sus derechos.

El miércoles 11 de marzo a las 15.00h se presentarán las actividades y las líneas de trabajo que se concretarán durante todo 2015.

 

Compartir:
La Defensoría del Público recomienda la lectura de esta Guía para realizar coberturas periodísticas en situaciones adversas.

Ante los acontecimientos sucedidos en distintas provincias y localidades de la Argentina, la Defensoría del Público pone a disposición la “Guía para la cobertura periodística responsable de desastres y catástrofes”. Una herramienta que sistematiza recomendaciones y criterios sobre el rol de los medios audiovisuales antes, durante y después de una situación de emergencia.

La Guía contiene orientaciones conceptuales sobre la definición y clasificación de desastres y catástrofes, buenas prácticas para el tratamiento informativo y un directorio con los organismos públicos y organizaciones civiles especializadas en la problemática.

El trabajo una producción de junio de 2013 de la Dirección de investigación, monitoreo y análisis de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual que reúne los aportes construidos en diversas mesas de trabajo de las que participaron periodistas, productores, camarógrafos, movileros, sindicatos de trabajadores de medios y redes de comunicación.

 

DESCARGÁ AQUÍ LA GUÍA COMPLETA

 

 

Compartir:
Con la cuarta proyección, terminaron los encuentros para debatir sobre el rol de los medios de comunicación y la mirada que el cine aporta sobre el proceso histórico que vive la Argentina.

El jueves 26, con la proyección a sala llena de Betibú, concluyó el programa que la Defensoría del Público, INCAA TV y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) organizaron durante los jueves de febrero. Se vieron y debatieron tres documentales y una ficción de producción nacional que reflejan la problemática comunicacional, el papel de los medios de comunicación audiovisuales y la responsabilidad que los diferentes actores de la comunicación tienen en la construcción de sentido.

La trama de Betibú (2014), el último trabajo exhibido, gira en torno a un asesinato, una investigación periodística y a los intentos de un grupo poderoso de manejar o tergiversar la información de los hechos; un paralelo evidente a situaciones que la Argentina atraviesa en la actualidad, cosa que hizo que las audiencias respondieran en forma muy participativa en el debate junto al director y guionista de la película, Miguel Cohan y a la coguionista, Ana Cohan.

“Hay algo que a nosotros siempre nos interesó y tiene que ver con el tratamiento de las noticias. Siempre las comentamos y lo hacemos con bastante entusiasmo y tiene que ver básicamente con esto; no con lo que se informa, sino con el tratamiento de esa información, cómo se cuenta, para qué se cuenta, desde dónde se cuenta”, aseguró el director mientras su hermana, Ana, asentía entusiasmada. Luego, Miguel agregó: “Me parece que hay una cosa súper interesante que pasó en los últimos años y es que permanentemente hablamos tanto de la noticia como de qué manera se cuenta y eso me parece fundamental”.

Ante la pregunta que realizó una joven que participó de la proyección y el debate en el auditorio de la Defensoría: “¿Cual es la visión que tienen con respecto al rol de los medios de comunicación y los periodistas en relación a los poderes ocultos?”; el director respondió: “Creo que hay una diferencia entre lo que son los medios y los periodistas. El periodista también es un trabajador. Los medios tienen una agenda, tienen un lineamiento, una intención con cada noticia y una línea editorial; los periodistas son trabajadores. Creo que los medios de comunicación son como muchos poderes establecidos en nuestra sociedad y en todas las sociedades”.

“Hay poderes que son bastante intocables, los que siempre van a terminar afectados de alguna manera son los individuos y ellos van a seguir por arriba, por eso se necesitan procesos históricos para que declinen, nunca es de un día para otro, nunca es por un hecho”, respondió el director a otra pregunta de las audiencias.

Luego de las cuatro proyecciones en las que participaron alrededor de 200 personas se llevaron a cabo debates con quienes crearon las piezas, así, el 5 fue el turno de “La cocina. En el medio hay una ley”; con el posterior debate junto a su director, David Blaustein. El 12, “Tinta Roja”, dirigido por Carmen Guarini quien conversó con las audiencias en la Defensoría sobre el trabajo en una redacción periodística. “Orquesta roja” se presentó el 19 y, su director, Nicolás Herzog, charló con quienes estuvieron presentes sobre cómo los medios audiovisuales pueden construir una noticia. Por último, el 26 se proyectó la ficción “Betibú”.

El ciclo tuvo como objetivo profundizar el debate sobre el papel que juegan los medios de comunicación en el tratamiento de distintos tipos de noticias y se enmarcó dentro de las acciones que la Defensoría lleva a cabo para promover el derecho a la comunicación y el empoderamiento ciudadano.

Compartir:
Las audiencias se contactaron con la Defensoría del Público y presentaron reclamos por los tratos discriminatorios y estigmatizantes en medios audiovisuales respecto de personas trans. El organismo recuerda la responsabilidad social de los medios.

A partir de una serie de reclamos presentados por las audiencias de distintos programas de radio y televisión del país, en relación con dichos y comentarios ofensivos respecto de personas trans, la Defensoría del Público expresa su preocupación por la recurrente alusión discriminatoria y estigmatizante por identidad de género que realizan quienes trabajan en los servicios de comunicación audiovisual.

La Defensoría recuerda que, en el marco del paradigma de protección de los derechos humanos, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual establece que la actividad que se desarrolla es de interés público, que implica responsabilidad social y requiere del respeto hacia todas las personas, sin distinción alguna, como integrantes de una sociedad democrática.

Dicho respeto incluye el cumplimiento de la Ley de Identidad de Género, que en su artículo 2 la define como “…la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (...) También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales”.

Además, en su artículo 12 establece la obligación de “Trato Digno”, al considerar que todas las instituciones públicas y privadas, como todas las personas, incluidas las que trabajan en un medio de comunicación “deberán respetar la identidad de género adoptada por las personas”.

Según las denuncias recibidas, y tal como ha podido constatar esta Defensoría, los comentarios ofensivos y las burlas estigmatizantes respecto de las identidades de género no heteronormativas resultan lesivas tanto para quienes son objeto de ese trato discriminatorio como para las audiencias, toda vez que en cada oportunidad que se lesiona la dignidad de una persona o un colectivo, como el Lésbico, Gay, Tavesti, Transexual, Transgénero, Bisexual, Intersexual, Queer (LGTTBIQ), se trasgrede, simultáneamente, el derecho de las audiencias al respeto y la promoción de la integración social, libre de discriminación y malos tratos.

Por todo ello, la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual recomienda a licenciatarios, comunicadores y comunicadoras:

1-    Interiorizarse sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522 y la Ley de Identidad de Género 26.743, en particular sobre los alcances de las obligaciones de Trato Digno.

2-    Convocar como fuentes a las organizaciones civiles de colectivos LGTTBIQ para visibilizar su voz y experiencia sobre las prácticas discriminatorias a través de los servicios de comunicación audiovisual.

3-    Promover una reflexión crítica y educativa respecto de los temas relacionados con la identidad de género.

4-    Asumir el rol central en la construcción de una sociedad plural, igualitaria y  respetuosa de la diversidad, evitando el uso de las identidades como formas de descrédito o como formas de negativización de sujetos sociales.

El respeto hacia las personas, independientemente de su identidad de género, es el pilar de toda democracia. Resulta fundamental que en los medios audiovisuales se reflejen las distintas formas de ver la vida y el mundo, evitando todo tipo de discriminación y estigmatización. Que asuman la oportunidad extraordinaria de tender puentes dialógicos, proponer representaciones inclusivas, de las diversas formas de ser y estar, alejándose de la ridiculización, la patologización y criminalización, más propias del siglo XVIII que del siglo XXI, en el que vivimos. Y que tanto daño causan.

Compartir:
Se lleva a cabo un ciclo gratuito de cine y debate donde se proyectan películas de ficción y documentales de producción nacional. El objetivo es profundizar el debate sobre el rol de los medios de comunicación en el tratamiento de las noticias

La Defensoría del Público, INCAA TV y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) invitan al ciclo “Comunicación y cine” que se desarrolla todos los jueves de febrero a las 18:30 en el auditorio de la Defensoría (Adolfo Alsina 1470, Ciudad Autónoma de Buenos Aires), con entrada libre y gratuita. 

Durante febrero, se proyectan en la sede de la Defensoría del Público películas de ficción y documentales de producción nacional que reflejan la problemática comunicacional, el papel de los medios de comunicación audiovisuales y la responsabilidad de los diferentes actores de la comunicación. Luego de las proyecciones se realiza una charla debate con los realizadores.

El Jueves 5 se proyectó “La cocina. En el medio hay una ley” (2011), un documental dirigido por David Blaustein y Osvaldo Daicich. Relata la creación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y su aprobación en el Congreso de la Nación Argentina. El 12, “Tinta Roja” (1998), dirigido por Carmen Guarini y Marcelo Céspedes. Muestra la metáfora de una sociedad atravesada por fuertes corrientes de violencia que estallan diariamente desde las tapas de los diarios. No tiene por tema las noticias policiales, sino quienes las fabrican. El 19 “Orquesta roja” (2009), documental dirigido por Nicolás Herzog. Se sitúa en Concordia, Entre Ríos, donde dos importantes medios de comunicación transmiten en vivo y en directo cuando un grupo guerrillero se prepara para “entrar en guerra” contra el orden establecido.

El 26 se proyectará “Betibú” (2014), una película dirigida por Miguel Cohan y basada en la novela homónima de Claudia Piñeiro. Refleja la investigación y la cobertura periodística de un crimen cometido en un barrio privado.

El ciclo tiene como objetivo profundizar el debate sobre el papel que juegan los medios de comunicación en el tratamiento de distintos tipos de noticias y se enmarca dentro de las acciones que la Defensoría lleva a cabo para promover el derecho a la comunicación y el empoderamiento ciudadano. 

Compartir: